El goleador Jairo Castillo nuevamente fue sorprendido por la policía de carreteras conduciendo bajo los efectos de bebidas alcohólicas y encara el riesgo de que le suspendan la licencia de conducción de uno a tres años, anunció el sábado el secretario de transito de Cali.

El "Tigre" Castillo, ex integrante de la selección nacional de Colombia y de varios equipos locales y del exterior, se sometió a la prueba de alcoholemia en el sector de Juanchito, a las afueras de Cali, en la madrugada del sábado, confirmó el secretario de transito Alberto Hadad.

La prueba resultó positiva y el vehículo que conducía el futbolista fue inmovilizado, indicó por su parte Adalberto Clavijo, jefe de guardas de tránsito de Cali.

El incidente se sumó a otros, entre ellos uno en el que Castillo se vio envuelto en la muerte de dos jóvenes hermanas en 2001 luego de estrellar su automóvil contra un poste de alumbrado publico de Cali y fue condenado a tres años de prisión en suspenso.

Según la ley colombiana una persona con este tipo de condena no va a la cárcel siempre y cuando observe buena conducta.

Castillo, de 34 años de edad, jugó con América de Cali hasta diciembre de 2011 y luego se vinculó con Atlético Tucumán de la división B del balompié Argentina. El "Tigre" salió de este conjunto en abril.