La ofensiva de los Texas de Houston tuvo al corredor Arian Foster como el gran líder que los guió al triunfo de visitantes por 7-27 ante los Jaguars de Jacksonville y los mantiene invictos en la segunda semana de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

Foster avanzó 110 yardas por tierra con una anotación y su compañero Ben Tate también consiguió ganancia de 74 yardas y cruzó dos veces la zona de protección para ser otro de los destacados en la victoria de los Texans (2-0).

La marca invicta es la tercera vez consecutiva que los Texans la consiguen en las últimas temporadas y fue la cuarta seguida ante equipos de la División Sur de la Conferencia Americana (AFC), mientras los Jaguars se quedan con 0-2 por tercera temporada en las últimas cinco.

El equipo de Jacksonville nunca ha tenido marca ganadora en las temporadas que comenzó con 0-2 y confirmó con su juego que está muy lejos de ser competitivo ante los mejores equipos.

El ataque de los Texans consiguió una ganancia de 242 yardas en la primera mitad para irse al descanso con la ventaja de 17-0 que fue decisiva.

Foster fue una auténtica pesadilla para la defensa de los Jaguars, que por tierra no pudieron impedir su avance de 69 yardas, mientras que Tate se encargaba de aportar otras 49 y una anotación.

El mariscal de campo de los Texans, Matt Schaub, se dedicó ante la calidad de sus corredores a dar pases cortos para superar a la defensa de los Jaguars, que tampoco estuvieron inspirados en la ofensiva al ganar sólo 117 yardas cuando el partido concluyó.

Schaub terminó el partido con 26 pases completados de 35 intentos, no dio ninguno de anotación ni tampoco registró ninguna interceptación.