La gran labor ofensiva del ala cerrada, Dante Rosario, y la seguridad de la defensa permitió a los Chargers de San Diego ganar por paliza de 38-10 a los Titans de Tennessee.

La victoria fue la novena consecutiva que consiguen los Chargers (2-0) en los enfrentamientos contra los Titans.

Rosario tuvo tres recepciones de "touchdown" por primera vez en su carrera en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y la defensiva de los Chargers se encargó de anular al mariscal de campo Jake Locker.

Antes del partido, los Chargers retiraron el número 55 de Junior Seau, líder del equipo por 13 temporadas, que se suicidó el pasado 2 de mayo.

La lesión de Antonio Gates, inactivo debido a un golpe en las costillas, los Chargers tuvieron que elegir a Rosario para que hiciese su trabajo y respondió con recepciones de "touchdown" de 11, 4 y 15 yardas, respectivamente.

Rosario tenía apenas cinco recepciones de "touchdown" en su carrera antes de este partido, incluyendo una en contra de los Chargers que selló el triunfo de los Panthers de Carolina, en el 2008, cuando era su equipo.

La racha ganadora de los Chargers contra los Titans comenzó en 1993, cuando la franquicia de Tennessee todavía eran los Oilers de Houston.

El veterano mariscal de campo de los Chargers, Philip Rivers, también hizo su labor al completar 24 pases de 32 intentos para 284 yardas, mandó tres envíos de anotación y le interceptaron un balón.

El receptor abierto Malcom Floyd tuvo seis recepciones para 109 yardas y Rosario consiguió otras cuatro para 48 yardas, siendo los líderes de la ofensiva de los Chargers.

Locker no pudo ser factor ganador para los Titans al completar 15 de 30 pases, incluido uno de anotación y otro que fue interceptado, dejándolo con ganancia de 174 yardas.