El corredor estelar C.J. Spiller mostró todo su poder en el ataque terrestre y fue el líder que guió a los Bills de Buffalo al triunfo de 35-17 ante los Chiefs de Kansas City.

Spiller consiguió con su poder ofensivo avanzar 123 yardas y superar dos veces la línea de protección de los Chiefs, que no tuvieron reacción al poder del corredor de los Bills.

Mientras que el mariscal de campo, Ryan Fitzpatrick, lanzó dos pases de "touchdown", incluyendo uno de 49 yardas al receptor abierto Stevie Johnson.

Fitzpatrick completó 10 de 19 pases para 178 yardas y no le hicieron ninguna interceptación.

El esquinero Leodis McKelvin anotó en una devolución de despeje, de 88 yardas -la más larga en la historia del equipo-, en el primer partido de la temporada de los Bills (1-1) en su campo del Ralph Wilson Stadium, de Buffalo.

La defensiva de Buffalo consiguió cinco capturas y forzó tres pérdidas de balón, mientas los Bills se recuperaban de un pésimo inicio de temporada al perder el pasado domingo por paliza de 48-28 ante los Jets de Nueva York.

El receptor abierto Dwayne Bowe consiguió dos "touchdowns" para los Chiefs (0-2), ambos llegando en los últimos siete minutos del partido para evitar que la derrota fuese menos humillante.

Después de perder por paliza de 24-40 ante los Falcons de Atlanta en el partido inaugural de la nueva temporada de la NFL, los Chiefs completaron por sexta vez en los últimos siete años un inicio de competición con marca negativa de 0-2.