La primera gran sorpresa de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) surgió después que los Cardinals de Arizona vencieron de visitantes por 18-20 a los Patriots de Nueva Inglaterra.

El mariscal reserva de los Cardinals, Kevin Kolb, que salió como titular al lesionarse su compañero John Stelton, le ganó el duelo al estelar Tom Brady, de los Patriots, después de conseguir dar un pase de anotación y correr para otro que fueron decisivos.

Mientras que el pateador Stephen Gostkowski falló un potencial gol de campo en los minutos finales del partido que podría haberle dado la victoria a los Patriots (1-1), que sufrieron la primera derrota en su campo.

Los Patriots tuvieron la gran oportunidad de conseguir el triunfo después que el defensivo (nose tackle) Vince Wilfork recuperó la perdida de balón de los Cardinals en la yarda 30 con 1:01 minutos para concluir el juego.

El equipo de los Patriots avanzó otras 30 yardas en la zona final por el corredor Danny Woodhead pero fue anulada la jugada por penalización contra el tight end Rob Gronkowski.

Los Patriots llegaron hasta la yarda 24 antes que Brady tiró contra el suelo el balón para que se parase el reloj y seis segundos por jugarse.

Cuando todo parecía que el triunfo iba a caer del lado de los Patriots, Gostkowski, que había anotado los cuatro goles de campo anteriores, esta vez desde la yarda 42 mandó el balón muy abierto por fuera del poste izquierdo ante la decepción de los jugadores y seguidores del equipo de Nueva Inglaterra.

Los Patriots también perdieron por lesión en el primer cuarto al tight end puertorriqueño Aaron Hernández, que sufrió una torcedura grave del tobillo derecho.

Brady no estuvo inspirado en su juego y completó 28 de 46 pases para 316 yardas con un envío de anotación y le hicieron una interceptación, mientras que Kolb mantuvo invictos a los Cardinals (2-0) al completar 15 de 27 pases, incluido uno de anotación, no le interceptaron ninguno y logró una segunda anotación con carrera de cinco yardas.

Skelton, que el pasado domingo salió como mariscal de campo titular ante los Seahawks de Seattle, no pudo jugar al sufrir un esguince de tobillo derecho en el tercer periodo de ese mismo partido, que al final ganaron los Cardinals con otra acción ofensiva brillante de Kolb.