Al menos una persona ha muerto y unas 400 han resultado heridas desde el inicio de los choques entre manifestantes y policías en los alrededores de la Embajada de EEUU en El Cairo, donde esta mañana regresó la tranquilidad, informó hoy a Efe una fuente de los servicios de seguridad.

La fuente precisó que este saldo de víctimas es desde el miércoles pasado cuando la policía intentó desmantelar una acampada instalada por los manifestantes para protestar contra un vídeo del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes, y se desencadenaron los enfrentamientos.

La calma ha retornado a la zona después de que la policía cerrara esta mañana todas las calles colindantes a la legación y la plaza Tahrir, donde se refugiaban algunos manifestantes, para expulsarlos.

Según pudo constatar Efe, decenas de agentes antidisturbios se desplegaron en Tahrir, y pedían a todos los conductores de vehículos que querían pasar que desviaran su camino.

La policía colocó barreras de agentes en los principales accesos a la plaza, como el del Museo Egipcio.

La fuente de los servicios de seguridad agregó que en estos momentos se ha restablecido el tráfico en Tahrir.

La agencia de noticias estatal egipcia, Mena, destacó que anoche se registraron duros enfrentamientos entre los manifestantes, que arrojaron piedras y cócteles molotov a los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos.

Los sucesos en Egipto se enmarca dentro de la ola de protestas y ataques en varios países musulmanes contra las embajadas de EEUU por el vídeo, supuestamente producido en este país y cuya autoría aún suscita dudas.