El papa Benedicto XVI instó el sábado a la libertad religiosa en Medio Oriente por considerarla fundamental para la estabilidad de una región ensangrentada por conflictos sectarios.

El pontífice hizo su pronunciamiento en el segundo día de su visita al Líbano, una nación con el mayor porcentaje de cristianos en Medio Oriente. Llegó en medio de una ola de manifestaciones violentas en el mundo musulmán por una película ofensiva al islam.

"No olvidemos que la libertad religiosa es un derecho fundamental del que derivan muchos otros derechos", dijo en francés a funcionarios del gobierno, diplomáticos extranjeros y líderes religiosos en el palacio presidencial en un suburbio de Beirut.

Exaltó al Líbano, el cual aún se está reponiendo de una devastadora guerra civil que se extendió de 1975 a 1990, como un ejemplo de coexistencia de religiones en la región.

Dijo que cristianos y musulmanes en el Líbano comparten el mismo espacio — a veces en la misma familia — y preguntó: "Si es posible en las familias, ¿por qué no en sociedades enteras?" Los matrimonios entre personas de diferentes religiones no son infrecuentes en el país.

La libertad para practicar la propia religión "sin peligro para la vida y la libertad debe ser posible para todos", afirmó.

La visita papal tiene lugar en momentos de tensiones sectarias crecientes en la región, exacerbadas por el conflicto en Siria, que atraviesa dieciocho meses de una guerra civil. Una oposición predominantemente suní en esa nación de mayoría suní lucha por derrocar al presidente Bashar Assad cuyo régimen está dominado por alauitas, un desprendimiento del islamismo chiita.

Los cristianos, que componen un 10% de la población siria, dicen que son particularmente vulnerables a la violencia que sacude la nación de 22 millones de habitantes. Temen que Siria se convierta en otro Irak, donde los cristianos quedaron entre dos fuegos en medio de grupos islámicos rivales.

Miles de cristianos sirios han huido de áreas donde se combate intensamente, incluso la ciudad de Homs. Los insurgentes controlan los vecindarios cristianos de Hamidiye y Bustan Diwan, en Homs, desde principios de febrero y la mayoría de los residentes se ha ido.

El sábado, un sacerdote sirio de Homs dijo que la arquidiócesis de católicos sirios en Hamidiye fue incendiada esta semana.

El sacerdote, que quiso permanecer en el anonimato por temor a represalias, dijo a The Associated Press por teléfono que el ataque ocurrió el jueves. Agregó que los residentes intentaron durante 14 horas apagar las llamas porque los camiones de bomberos no podían llegar al lugar bajo control rebelde.

Añadió que de 80.000 cristianos que vivían en Hamidiye sólo quedan unos 85.

En el Líbano, multitudes entusiastas se alinearon en las calles y vitorearon el paso de la caravana papal. Detrás del papamóvil marchaban soldados a caballo.

Cuando el pontífice llegó al complejo presidencial fueron liberadas 20 palomas blancas.

______

El reportero de Associated Press Albert Aji contribuyó a este despacho desde Damasco.