La experiencia de los expivotes Shaquille O'Neal y Hakeem Olajuwon ha comenzado a estar puesta a disposición del alero Carmelo Anthony y de su compañero, el ala-pívot Amare Stoudemire, de los Knicks de Nueva York, para que esta temporada sean mejores en su juego de equipo.

O'Neal, después de defender que los Knicks serán mejores que los Nets de Brooklyn, a pesar de los fichajes que estos han conseguido desde que el millonario ruso Mikhail Prokhorov se hizo cargo de la franquicia, dijo que si Anthony y Amare se mentalizan que tienen que sentir más como algo personal los duelos frente a otros rivales serán mucho mejores.

"Eso fue lo que sucedió cuando jugué con Kobe Bryant, las tres primeras temporadas hacíamos algunas cosas bien, pero nos faltaba superar la media y lo conseguimos cuando establecimos que tenía que ser algo personal al enfrentarnos a nuestros rivales", explicó O'Neal mientras se encontraba en Nueva York para ver el partido de béisbol entre los Yanquis y los Rays de Tampa Bay.

El expívot de los Lakers dijo que la llegada de los Nets a Nueva York es buena para la rivalidad entre los dos equipos, pero los Knicks son superiores con la actual plantilla que tienen y no serán superados por sus nuevos vecinos.

No piensa así Prokhorov, el dueño de los Nets, que considera que su equipo cuando estrene el 1 de noviembre el nuevo campo del Barclays Center con el partido inaugural de la temporada 2012-13 ante los Knicks demostrará desde el principio ser superior.

"Muchos están hablando de otros equipos como grandes favoritos en la liga, pero los Knicks han formado una plantilla que si Anthony y Stoudemire elevan su nivel de juego con el concepto de no ser uno mejor que otro sino unir esfuerzos serán muy difíciles de ganar", señaló O'Neal, que calificó la renovación de Brook López como el mejor fichaje del verano de los Nets.

O'Neal también defendió al expívot y leyenda de los Knicks, Patrick Ewing, de no aceptar la oferta del equipo neoyorquino de dirigir al filial que tiene en la Liga de Desarrollo de la NBA.

"Después de ocho años de asistente en la NBA, Ewing hizo la decisión correcta de no bajar a ese nivel y más después de ver como a los Magic de Orlando llegaba el desconocido Jacque Vaughn", valoró O'Neal. "Muy pronto tendrá la oportunidad de dirigir a un equipo de la NBA".

El gran rival de Ewing en el campo, otro expívot legendario, Olajuwon, que dio a los Rockets dos títulos de liga consecutivos, trabajará con las estrellas de los Knicks en la preparación de la pretemporada junto con el entrenador Mike Woodson, que como jugadores ya fueron compañeros.

El objetivo de Olajuwon es conseguir que Anthony, Stoudemire y el pívot Tyson Chandler, mejoren en su rendimiento, pero sobre todo en su concepto de como participar dentro del equipo.

"Anthony y Stoudemire deben olvidarse de competir entre ellos para ver quien de los dos es mejor en el campo", comentó Olajuwon sobre la manera de ver el "problema" de rendimiento que han tenido los Knicks desde que ambos jugadores están juntos hace una temporada y media. "Se deben complementar no enfrentar entre sí".

Olajuwon, que se ha convertido en el asesor más codiciado para las figuras de la NBA que quieren mejorar en su rendimiento en el campo, dijo que ambos jugadores ya se han dado cuenta que el triunfo del equipo no llegará porque ellos individualmente sean muy buenos sino por la manera como trabajan juntos y no verse como rivales.

"Ambos jugadores pueden intercambiar posiciones cuando atacan y además pueden tener la gran ventaja de contar con una tercera opción como es la presencia de Chandler, que les puede ayudar mucho", subrayó Olajuwon. "No creo que los Knicks tenga que ser un equipo con ataque de dos hombres, lo pueden y deben hacerlo con tres jugadores", agregó Olajuwon.