Unos 5.000 efectivos de las fuerzas armadas brasileñas iniciarán una operación de entrenamiento en la Amazonia que busca preparar a las tres ramas castrenses en la defensa de esa región, informó el sábado el gobierno.

La Operación Amazonia 2012 comenzará el lunes y se extenderá por dos semanas en el bosque húmedo que cubre el norte de Brasil, con miras a efectuar un entrenamiento conjunto de las tropas para enfrentar casos reales de amenazas a la seguridad, en una región tradicionalmente con poca presencia del Estado.

"Esa es nuestra principal misión y el ejercicio permite que las tropas estén en condiciones en caso de necesidad de entrar en acción", dijo el vicealmirante Luiz Henrique Caroli, subjefe de operaciones del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, citado por el Ministerio de Defensa.

Un comunicado del ministerio señaló que, además de los ejercicios militares, los soldados realizarán acciones de apoyo a comunidades carentes de la Amazonia, con asistencia médica y odontológica. Unas 3.000 personas deben ser atendidas mediante navíos hospital de la Marina y militares de los cuerpos de salud del Ejército y la Fuerza Aérea.

Se trata del décimo ejercicio de este tipo realizado desde 2002 para entrenar en forma conjunta a las tres ramas militares para realizar acciones de defensa en un ambiente de ríos y selva.

El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas tiene previsto realizar ejercicios similares en otras regiones de Brasil, como el centro oeste, que limita con Bolivia y Paraguay.