El poder ofensivo de los bateadores cubanos quedó simbolizado en el primera base Yonder Alonso, de los Padres de San Diego, que pegó un grand slam y lo dejó como el pelotero latinoamericano más destacado en la jornada del béisbol de las Grandes Ligas.

Sus compatriotas Yoenis Céspedes y Kendrys Morales redondearon la noche de toletes antillanos, al pegar sendos jonrones cada uno con sus respectivos equipos.

Alonso conectó de cuatro esquinas para vaciar la casa, aunque los Padres perdieron 4-7 contra los Rockies de Colorado, en duelo de equipos de la Liga Nacional que están ya eliminados de la fase final.

Alonso (8) pegó grand slam en el primer episodio contra la serpentina del abridor Tyler Chatwood.

El cubano sacó la pelota del campo cuando tenía la casa llena y en momentos en que Tyler Chatwood buscaba el segundo "out" del episodio, pero su esfuerzo al remolcar cuatro anotaciones fue insuficiente.

Por los Rockies, el receptor novato dominicano Wilin Rosario pegó doble remolcador de dos carreras.

En el montículo el abridor venezolano Guillermo Moscoso (3-1) se hizo del triunfo en una entrada y dos tercios, permitió dos imparables, dio una base por bolas y retiró a dos por la vía del ponche.

Moscoso realizó 37 envíos, 20 de ellos a la zona perfecta del strike, contra ocho enemigos.

El cerrador venezolano Rafael Betancourt (29) lanzó un episodio, permitió un imparable y retiró a uno por ponche para acreditarse el rescate.

Otro cubano, el guardabosques Céspedes pegó jonrón de dos carreras a pesar de estar lesionado de la muñeca derecha y los Atléticos de Oakland vencieron 3-2 a los Orioles de Baltimore.

Céspedes (19) conectó batazo de vuelta entera en el cuarto episodio, con un corredor en el camino.

El cubano pasó por alto las molestias en la muñeca derecha y superó los lanzamientos del abridor Joe Saunders, que buscaba el segundo "out" de la entrada.

La batería cubana también se integró con bateador emergente Kendrys Morales, que pegó jonrón de dos carreras para coronar racimo de ocho en el triunfo de los Angelinos de Los Ángeles por 9-7 sobre los Reales de Kansas City.

Morales (19) hizo sonar el bate con bambinazo solitario de cuatro esquinas en el octavo episodio.

El cubano pegó sobre la serpentina del relevo Tim Collins llevando a un corredor por delante cuando el lanzador buscaba el tercer "out".

El cerrador colombiano Ernesto Frieri (19) se apuntó el rescate en un episodio, dando una base por bolas recetó un ponche.

El parador en corto dominicano Starlin Castro pegó jonrón y llevó a los Cachorros de Chicago a la victoria por 7-4 ante los Piratas de Pittsburgh.

Castro (13) conectó cuadrangular en el sexto episodio cuando enfrentó al relevo Jared Hughes y había dos corredores en circulación y dos "outs" en la pizarra.

Desde que Castro, que se fue de 4-2, hizo su debut en el 2010, lidera a los jugadores de la Liga Nacional con 508 imparables.

El cerrador dominicano Carlos Mármol (20) trabajó un episodio y se acreditó el rescate, décimo noveno salvamento consecutivo que consigue.

Mientras que el antesalista mexicano Luis Cruz jonroneó y terminó con cuatro remolcadas para los Dodgers de Los Ángeles, que vencieron 8-5 a los Cardenales de San Luis en la lucha por el comodín de la Nacional.

Cruz (5) pegó batazo de vuelta entera en el sexto episodio, con dos compañeros por delante contra el relevista venezolano Edward Mujica y dos "outs" en la pizarra.

Por los Cardenales, el receptor puertorriqueño Yadier Molina (19) conectó jonrón solitario en el segundo episodio al descifrar los lanzamientos del abridor Chris Capuano.

El bateador designado dominicano Mauro Gómez pegó triple remolcador de la carrera de la diferencia en el noveno episodio y llevó a los Medias Rojas de Boston a una victoria por 8-5 sobre los Azulejos de Toronto.

Gómez, que se fue de 4-2, con dos remolcadas y tres anotadas, pegó imparable de tres bases para remolcar a los jardinero Jacoby Ellsbury y Cody Ross, que definieron el triunfo de los Medias Rojas.

El cerrador dominicano Fernando Rodney se apuntó salvamento de los Rays de Tampa Bay, que vencieron 6-4 a los Yanquis de Nueva York.

Rodney (43) lanzó una entrada y dos tercios, dio una base por bolas y ponchó a dos para conseguir el rescate.