El presidente de la región Cajamarca, Gregorio Santos, que se opuso y logró la postergación del proyecto minero Conga, lanzó hoy una campaña de recolección de firmas para inscribir un partido político de izquierda que lo lleve a las elecciones generales del 2016.

En declaraciones a la prensa, Santos dijo que recogerá la propuesta del actual presidente peruano, Ollanta Humala, de "la gran transformación" planteada en la campaña electoral del 2011.

"Ahora, ante la renuncia de llevarla adelante, urge a las fuerzas progresistas, el construir una fuerza nacional que logre institucionalidad política", agregó Santos en la ciudad de Chiclayo, al norte de Perú.

La recolección de firmas de adherentes va a permitir, en opinión de Santos, "tener un movimiento político nacional que represente a las fuerzas políticas de izquierda, que pensamos en la Gran Transformación estructural del país, y en la recuperación de los recursos naturales".

Asimismo, el presidente regional de Cajamarca señaló que la otra misión de su campaña será un referéndum "por una reforma total de la Constitución, con un nuevo legislativo y un senado", pues en la actualidad el Parlamento unicameral está conformado por 130 legisladores.

Santos alcanzó notoriedad a nivel nacional desde fines del año pasado cuando lideró, junto a otros líderes sociales de Cajamarca, una serie de protestas contra el proyecto de extracción de oro de Conga, valorizado en 4.800 millones de dólares, por los daños para el medio ambiente y las fuentes de agua de la zona.

Las movilizaciones concluyeron en julio pasado con la muerte de cinco manifestantes, después de que el gobierno intentó dialogar con los dirigentes para que aceptasen las condiciones impuestas a la minera Yanacocha antes de iniciar la explotación del mineral.

Finalmente, la empresa anunció hace algunas semanas que el proyecto ha quedado postergado, aunque continuará operando en otros yacimientos que tiene en Cajamarca, la mayor zona productora de oro en Sudamérica.

Santos comentó a los periodistas que él no había buscado hacerse conocido por el caso Conga, sino que ese fue "un tema de interés nacional que va a seguir siéndolo".