La oposición rusa saldrá hoy a las calles para exigir reformas del sistema político y elecciones presidenciales y legislativas anticipadas en el marco de la tercera "Marcha de Millones", que se llevará a cabo en las principales ciudades de Rusia.

La manifestación más importante tendrá lugar en Moscú, donde el pasado 12 de junio la anterior Marcha de Millones, como los opositores denominan este año sus concentraciones contra las políticas del Kremlin, congregó a decenas de miles de personas.

Libertad para los presos políticos, una reforma política que incluya el recorte de los poderes del jefe del Estado y garantice la transparencia de los procesos electorales, y comicios presidenciales y parlamentarios anticipados, son algunas de las demandas de los opositores.

Estas exigencias están contenidas en el proyecto de resolución que se votará en el mitin con que culminará la marcha opositora por las calles moscovitas, según adelantó uno de sus organizadores, el ex viceprimer ministro Borís Nemtsov.

Los manifestantes harán un recorrido de casi 2,5 kilómetros, bajo la vigilancia de un gran dispositivo policial, como habitualmente disponen las autoridades para todas la actividades opositoras, incluidas las autorizadas.

La marcha arrancará en las inmediaciones de la céntrica estación de metro Pushkin a las 14.00 hora local (10.00 GMT) y se dirigirá por Bulevárnoye Koltsó (Anillo de los Bulevares) hasta la avenida Sájarov, donde se celebrará el mitin.

Precisamente, en la avenida Sájarov en diciembre del año pasado se celebró la mayor manifestación de protesta de los últimos veinte años, cuando más de 100.000 personas se congregaron para exigir la repetición de las elecciones parlamentarias, denunciadas como fraudulentas por todos los grupos opositores.

Los organizadores de la manifestación de hoy habían solicitado autorización para marchar por al céntrica calle Térvskaya, que desemboca a un costado del Kremlin, petición que fue denegada por el Ayuntamiento de Moscú.

La oposición, que ha convocado marchas similares en 50 ciudades del país, tiene previsto congregar en la capital rusa a unos 60.000 de sus partidarios, aunque el permiso de las autoridades es para una actividad de no más de 25.000 personas.

La organización moscovita del Partido Comunista de Rusia, el mayor partido de la oposición parlamentaria, anunció que participará en la Marcha de Millones, aunque también han convocado a un mitin aparte para el próximo día 22.

"Los comunistas de Moscú estarán en la manifestación", confirmaron a Efe en la oficina de prensa de la formación opositora.

El partido Yábloko, a diferencia de otras organizaciones liberales opositoras, no se sumará oficialmente a la manifestación, según anunció su máximo dirigente, Serguéi Mitrojin.

La primera Marcha de Millones se celebró el pasado 6 de mayo y desencadenó violentos choques con la policía, que detuvo a centenares de personas, algunas de las cuales están en riesgo de ser condenadas a penas de cárcel.

El mes pasado, el Ayuntamiento de Moscú anunció que habilitará dos espacios públicos para que la oposición rusa pueda celebrar sin autorización previa manifestaciones de protesta y sus mítines políticos, al estilo del Hyde Park londinense.

Sin embargo, Yábloko y uno de los líderes de la oposición radical, el escritor Eduard Limónov, han advertido ya de que nunca citarán a sus partidarios en los espacios habilitados por las autoridades.

El presidente ruso, Vladímir Putin, promulgó este año una ley sobre protestas y mítines políticos que elevó notablemente las multas contra los que son acusados de infringir el orden público, lo que la oposición considera un ataque a la libertad de manifestación.