El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, pidió hoy en Buenos Aires el voto de la comunidad gallega para revalidar la mayoría absoluta en las elecciones del 21 de octubre, descartó pactos post-electorales del Partido Popular (PP) y alertó del riesgo de "división" si gana la oposición.

"No vamos a gobernar si no ganamos. No vamos a hacer ningún pacto con nadie, salvo con los gallegos que nos voten", afirmó Feijóo ante centenares de simpatizantes del Partido Popular reunidos en el Centro Gallego de Buenos Aires.

Ante las elecciones autonómicas de octubre "hay dos opciones: votar a cinco partidos o votar al PP", dijo.

"O hay un gobierno o hay cinco gobiernos, o hay un presidente o hay cinco presidentes o hay una Galicia o Galicia se reparte entre cinco", insistió el candidato popular.

"El que gana es el que tiene que gobernar y el que pierde tiene que estar en la oposición", subrayó, durante un discurso en el que, como había hecho horas antes en Montevideo (Uruguay), se refirió al equilibrio de las cuentas de la Comunidad Autónoma y criticó a quienes "están instando a la separación de España".

"Algunos en estos momentos están celebrando y están instando la separación del resto de España y los partidos políticos de Galicia, que los hay, están diciendo que se quieren separar de España, y nosotros hemos de decir que no nos podemos separar de lo que somos", señaló.

"Amo profundamente a Galicia, una Galicia libre, bilingüe, española, que es la esquina de Europa, el territorio más próximo a América. Esa Galicia de la que nos sentimos orgullosos porque somos capaces de ser gallegos y españoles al mismo tiempo", añadió.

Feijóo se presentó ante los simpatizantes del PP para "rendir cuentas" tras "cumplir con mi deber", con una gestión en la que "hemos planificado y administrado, y hoy Galicia está más fuerte que hace cuatro años", porque "hemos gastado lo menos posible en el gobierno para gastar lo máximo posible en los ciudadanos".

"Los gallegos, vosotros, sois la Comunidad Autónoma más solvente de España", afirmó, "una Comunidad Autónoma que no es problema para la crisis española".

El dirigente popular responsabilizó al gobierno socialista de la crisis económica y afirmó que el líder del PP y presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, "está con las dos manos ocupadas para que no se caiga la pared".

"Por eso, cuando algunos dicen que el problema de España es el gobierno actual, ¿se creen que ustedes no tienen memoria?", se preguntó.

Durante un discurso que comenzó en castellano y terminó en gallego, Alberto Nuñez Feijóo recordó que, al igual que se comprometió a lograr la tarjeta sanitaria para los gallegos en el exterior, si renueva su gobierno avanzará en la "ley de galleguidad", que garantiza la viabilidad de los centros gallegos.

Tras el acto, en breves declaraciones a un grupo de periodistas, Feijóo se refirió al voto de los españoles en el exterior para admitir que es necesario buscar fórmulas que, respetando el blindaje del voto, permitan facilitar la participación.

El presidente de la Xunta llegó a Buenos Aires en visita relámpago procedente de Montevideo, donde se refirió también a la Ley de la Galleguidad e insistió en que su gobierno ha hecho "los deberes" y mantiene los servicios de sanidad, educación, servicios sociales e infraestructuras.