El jefe de Estado de Senegal, Macky Sall, que también ejerce de presidente de turno de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), condenó en un comunicado oficial la difusión de un vídeo que ridiculiza a Mahoma.

"El presidente Macky Sall condena firmemente este acto irresponsable y repugnante que constituye una grosera provocación que perjudica gravemente el sentimiento religioso de los musulmanes y los símbolos de su fe", indica el comunicado, hecho público anoche.

"Senegal estima que ningún pretexto, incluso la libertad de expresión, podría justificar la difamación de una religión y de su mensaje", añade el texto.

Por otra parte, el mandatario senegalés condenó "los ataques dirigidos contra diplomáticos norteamericanos en reacción a la difusión de la película", llamada "La inocencia de los musulmanes", y dio su pésame a las familias de las víctimas estadounidenses, así como al pueblo y al Gobierno de EEUU.

En el mismo comunicado, Sall llama también "a la moderación y el rechazo de la violencia como respuesta a un acto cuyos autores buscan manifiestamente sembrar la discordia y el enfrentamiento entre los pueblos y las civilizaciones".

Varias organizaciones islámicas senegalesas han condenado con la misma firmeza la difusión de la película titulada "La inocencia de los musulmanes".

Algunos han anunciado que convocarán en los próximos días manifestaciones de protestas contra lo que califican una "nueva provocación inadmisible contra la religión musulmana y su profeta Mahoma".