El papa Benedicto XVI se reunirá hoy con las autoridades políticas y religiosas libanesas, además de mantener un encuentro con los jóvenes, en el segundo día de su visita a Líbano, la primera a este país en sus siete años de pontificado.

A primera hora de la mañana, el sumo pontífice se reunirá con el presidente libanés, Michel Suleimán, en el palacio de Baabda.

También se entrevistará por separado con el primer ministro, Nayib Mikati, y el presidente del Parlamento, Nabih Berri, además de líderes religiosos de distintos credos.

Almorzará con los patriarcas y obispos de Líbano, así como con miembros de la Asamblea del Sínodo para Oriente Medio en el Refectorio del Patriarcado Católico Armenio de Bzommar, cerca de Beirut.

Tras este almuerzo, el santo padre se dirigirá a la sede del patriarcado maronita en Bkerke para celebrar un encuentro con los jóvenes, donde tiene previsto pronunciar un discurso.

Benedicto XVI llegó ayer a Líbano, donde firmó la Exhortación Postsinodal (documento final) del Sínodo de Obispos para Oriente Medio y pidió la paz para la región.