El Fluminense, líder de la liga brasileña, fue sorprendido hoy por el Atlético Goianense, que ignoró su condición de último en la clasificación y se impuso por 1-2.

La inesperada derrota del 'Flu' puede costarle el liderato, ya que lo ha dejado con 53 puntos y el riesgo de ser desplazado por el Atlético Mineiro, de Ronaldinho Gaúcho, que le sigue con sólo dos enteros menos y visitará mañana al Náutico.

El 'Flu' comenzó mal el partido, nervioso e impreciso, con una sucesión de errores en los pases y en los marcajes que no pasaron desapercibidos para el Atlético Goianense, que poco a poco impuso el ritmo del encuentro.

El descontrol del Fluminense se agudizó a partir del minuto 17, cuando Diego Giaretta clavó un potente remate desde afuera del área en el ángulo izquierdo del portero Diego Cavalieri y puso en ventaja a la visita.

Casi al final de la primera etapa, Renie anotó el segundo gol del Goianense y las cosas se pusieron peores para el líder, que hoy no pudo contar con el creativo Deco, por lesión, ni con el delantero Fred, quien está suspendido.

En el segundo tiempo el equipo carioca presionó más y logró recortar la distancia en el marcador en el minuto 63 a través de Michael, pero el Goianense reforzó su zaga y defendió la victoria hasta el final del encuentro.

En el otro partido adelantado de la jornada, el Sao Paulo sufrió para imponerse al Portuguesa por 3-1, un resultado que le empuja hasta los 39 puntos y le permite desplazar temporalmente al Botafogo de la quinta posición.

El primer gol del Sao Paulo llegó en el minuto cinco tras una lucida jugada de Luis Fabiano, que sembró a tres rivales en el camino y remató pero el veterano Dida logró despejar el balón, aunque con mala fortuna pues cayó en los pies de Osvaldo, que marcó.

El Portuguesa emparejó el marcador en el minuto 36 por intermedio de Bruno Mineiro y presionó en búsqueda de la victoria, pero el Sao Paulo volvió a anotar cuando promediaba la segunda etapa a través de Bruno Cortes, quien desvió un fortísimo remate de Lucas.

Luis Fabiano, ya cerca del final, estiró la ventaja del Sao Paulo y sentenció la derrota del Portuguesa, que se queda en 12 puntos y estacionado en la zona media de la clasificación.

La decimoquinta jornada se completará mañana con los siguientes partidos: Cruzeiro-Vasco da Gama, Coritiba-Santos, Náutico-Atlético Mineiro, Bahía-Figueirense, Flamengo-Gremio, Internacional-Sport y Ponte Preta-Botafogo.