El Tribunal Electoral (TE) de Panamá advirtió hoy al presidente panameño, Ricardo Martinelli, que las reformas al Código Electoral aprobadas por el Parlamento este viernes, son a su juicio "inconvenientes" y con "indicios de inconstitucionalidad".

"Nuestra única motivación es que el Ejecutivo adopte la decisión de sancionarlo o no, debidamente informado sobre las conveniencias o inconveniencias de cada una de las reformas propuestas", destaca una carta enviada a Martinelli por el presidente encargado del TE, Eduardo Valdés Escoffery, y distribuida a la prensa.

El Ejecutivo debe sancionar la ley y luego publicarla en la Gaceta Oficial antes de que sea considerada Ley de la República.

El proyecto 508 de reformas al Código Electoral, respaldado por la mayoría oficialista, fue aprobado con 40 votos a favor, 22 en contra y ninguna abstención, en el tercero y último debate en la Asamblea Nacional.

El TE, que por mandato constitucional es el que reglamenta, interpreta y aplica la Ley Electoral en el país centroamericano, envió a Martinelli un documento de siete páginas, en donde analiza cada uno de los artículos aprobados de la mencionada reforma.

En ese sentido, la máxima entidad electoral panameña menciona la eliminación del voto "plancha" o por listas, la postulación de un candidato de un partido a varios cargos de elección y sobre la potestad que se le otorga a la Fiscalía Electoral en el caso de propaganda sucia o negativa antes de que el TE pueda emitir alguna opinión al respecto.

Sobre el artículo donde se elimina el voto por listas en los circuitos plurinominales y se le otorga a cada votante el derecho a elegir a un solo candidato, el TE precisa que en los comicios generales realmente "los electores solamente emiten un voto: por el partido de su preferencia".

"En Panamá, la mayoría de los electores votan en plancha en los circuitos plurinominales porque no conocen a los candidatos, pero sí a los partidos", añade la nota.

En lo referente a la posibilidad de que los partidos puedan postular candidatos a más de un cargo de elección popular, el TE sostiene que los "conflictos de intereses" que esto supondría, atentan contra el principio de separación de los poderes.

Finalmente, en lo que respecta a la limitación de intervención del Tribunal Electoral frente a una solicitud de suspensión de propaganda sucia o negativa, éste señala que el artículo aprobado cambiaría un sistema que ha funcionado en los últimos 20 años, "como una contribución positiva para el mantenimiento de un clima de altura y respeto durante la contienda electoral".