Los choques entre la policía egipcia y manifestantes que protestan por el vídeo del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes y supuestamente producido en EEUU, continuaron hoy junto a la embajada estadounidense, donde dejan ya 250 heridos, la mayoría leves.

Decenas de jóvenes lanzaron piedras contra las fuerzas del orden, que respondieron con gases lacrimógenos, dijo a Efe una fuente de los servicios de seguridad.

La policía, que ha cerrado todas las calles que acceden a la legación, arroja también piedras a los manifestantes.

Los efectivos del orden han detenido hasta el momento a por lo menos cuarenta personas acusadas de atacar a las fuerzas de seguridad, propiedades públicas y la embajada.

Los Hermanos Musulmanes egipcios y grupos radicales como Gamaa al Islamiya han convocado protestas a la salida de las mezquitas tras el rezo musulmán del viernes para expresar su rechazo al vídeo, cuya autoría todavía suscita dudas.

En un comunicado emitido hoy, los Hermanos Musulmanes hicieron un llamamiento a todas las fuerzas y movimientos que participen en las manifestaciones en la plaza Tahrir y en todas las provincias egipcias para que lo hagan de forma "civilizada y pacífica".

"La expresión de la protesta tiene que ser de una manera civilizada y pacífica, en correspondencia con la civilización antigua del pueblo egipcio y la del gran islam", destaca la nota.