Los actores Sarah Jessica Parker y Matthew Broderick han puesto a la venta su casa de Manhattan por 25 millones de dólares, lo que supone 6 millones más que lo que pagaron hace solamente un año y medio, se informó hoy.

Parker, famosa por su personaje neoyorquino de Carrie Bradshaw en la serie televisiva y las películas de "Sex and the City", y su marido compraron en marzo de 2011 la casa adosada, situada en el famoso barrio de Greenwich Village, por 18,995 millones, según publica el diario "New York Post".

Sin embargo, Parker y Broderick (casados desde 1997 y que tienen tres hijos) nunca llegaron a mudarse a la vivienda, ya que poseen otra casa en el Village que no se decidieron a dejar.

Según el anuncio inmobiliario divulgado por el "Post", la casa en venta tiene cinco plantas, con una superficie total de 480 metros cuadrados, jardín trasero y cinco dormitorios.