El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, lamentó hoy el ataque en Egipto en el que resultaron heridos este viernes tres miembros del Ejército de su país, durante una protesta contra el cuartel general de este contingente por el vídeo sobre el profeta Mahoma.

"Infortunadamente en Egipto, en el Sinaí, se presentó un ataque de unos manifestantes egipcios y resultaron heridos tres miembros de nuestro Ejército", dijo Santos en un acto público desde la localidad de Santander Quilichao (suroeste).

Añadió que "afortunadamente no fue grave y ya todos están fuera de peligro" e hizo "votos para su pronta recuperación".

Los participantes en la protesta irrumpieron en la base militar de la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores de la ONU, a uno de cuyos contingentes pertenecen los colombianos heridos, en la zona de Al Gorah, cerca del Mediterráneo, donde se registró un tiroteo.

El batallón de la Fuerza de la ONU está compuesto por 35 soldados uruguayos, 300 colombianos y 80 estadounidenses.

Al lugar han llegado efectivos de seguridad egipcios que intentan sacar de la base a los manifestantes que protestan en repulsa por un vídeo del profeta Mahoma, considerado blasfemo por los musulmanes y supuestamente producido en EE.UU.

La península del Sinaí fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días (1967) y devuelta a Egipto en virtud de los Acuerdos de Camp David (1978), impulsados por Estados Unidos.