El safety Troy Polamalu y el linebacker James Harrison no se entrenaron el viernes con los Steelers y están en duda para el partido del domingo contra los Jets de Nueva York.

Polamalu, quien tiene una contractura en la pantorrilla derecha, y Harrison, quien se recupera de una cirugía en la rodilla izquierda, no se han entrenado esta semana. El entrenador de Pittsburgh, Mike Tomlin, usualmente no permite que los jugadores que no practicaron durante la semana participen en el siguiente partido.

Harrison, quien no juega desde los playoffs de la temporada pasada, indicó que se siente "fabuloso" pero reconoció que existe el riesgo de regresar demasiado rápido a la cancha. Harrison ha sentido molestias en la rodilla desde la pretemporada y se sometió el 15 de agosto a una artroscopia.

"No hay necesidad de acelerar el regreso y después terminar empeorando la lesión para el resto de la temporada, ", comentó el linebacker.

Polamalu rehusó conjeturar sobre su situación, pero indicó que aunque puede visualizar las jugadas desde la banca, "sería mejor estar en el terreo de juego".