Los pedidos iniciales del iPhone 5, la sexta versión del popular teléfono de Apple, se agotaron esta madrugada apenas una hora después de que la compañía californiana abriera el plazo para realizar encargos anticipados del dispositivo.

Las páginas web tecnológicas como CNET y All Things Digital constataron la saturación de pedidos que superaron en pocos minutos la capacidad de Apple y las compañías de telecomunicaciones que proveerán el producto en EE.UU., como AT&T y Verizon.

Los encargos de nuevos iPhone comenzaron en ese país pasada la medianoche, hora de la costa del Pacífico (07.00 GMT), y en menos de una hora se completó el cupo previsto para ese lanzamiento inicial con la entrega fechada el próximo viernes, 21 de septiembre, día en el que el aparato se venderá en tiendas en EE.UU.

Quienes realizaron su pedido pasada la 1.00 de la madrugada (08.00 GMT) tendrán que esperar como mínimo dos semanas para recibir su dispositivo.

La velocidad a la que se agotaron los pedidos fue superior a la de años anteriores, si bien ese dato depende no solo de la demanda, también del número de teléfonos que Apple haya puesto a disposición del consumidor.

En octubre del año pasado, Apple publicó en un comunicado que los pedidos iniciales del iPhone 4S superaron en un día el millón de reservas, frente a las 600.000 que se produjeron con el iPhone 4 en el mismo período de tiempo.

El iPhone 4S ostenta el récord de teléfono más vendido de Apple. Tan solo en su primer fin de semana se comercializaron 4 millones de unidades.