El liberal y primer ministro en funciones de Holanda, Mark Rutte, cuyo partido ganó las elecciones celebradas este miércoles, anunció hoy que la coalición de Gobierno más probable pasa por una alianza con el partido laborista, el segundo más votado en los comicios.

Asimismo, dejó la puerta abierta a la entrada de otros partidos políticos en el futuro Ejecutivo, al tiempo que admitió que la formación de una coalición será complicada.

Las conversaciones para formar la coalición de Gobierno comenzaron hoy con los líderes de las formaciones y, según reveló el propio Rutte, la primera opción que se baraja incluiría al partido liberal de derechas VVD y a los laboristas del PvdA, informa la página por internet Dutchnews.

El VVD y el PvdA se hicieron, respectivamente con 41 y 38 escaños de los 150 que forman el Parlamento, según los datos provisionales del recuento que tendrán que ser confirmados el próximo lunes por el consejo electoral.

Durante la campaña electoral el líder del VVD señaló que el PvdA, que dirige Dierik Samsom, era un peligro para el país y se mostró reticente a formar Gobierno con ese partido.

Ahora sin embargo considera que, aunque las diferencias entre ambas formaciones son grandes, el país está en una difícil situación económica que hace necesario formar un gabinete estable lo antes posible, señaló Rutte en una entrevista a la radio NOS.

En los días previos a las elecciones los analistas descartaban que los liberales quisieran repetir un coalición de centro derecha con la democracia cristiana y los antimusulmanes, una combinación que resultó inestable durante los dos últimos años y que terminó por romperse el pasado abril por la retirada de los xenófobos de las negociaciones de un segundo paquete de recortes.