La tormenta tropical "Nadine", con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, avanza hacia el norte por el Atlántico sin grandes cambios en su intensidad durante las últimas horas.

Aún así, "se espera un cierto fortalecimiento de 'Nadine' en las próximas 48 horas, con lo que podría convertirse en huracán hacia el domingo", dijo hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

Una tormenta se convierte en huracán cuando, entre otros factores, sus vientos máximos sostenidos superan los 119 kilómetros por hora en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

La tormenta, la decimocuarta de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, se encuentra a 1.465 kilómetros al noreste del norte de las Antillas menores y a 1.185 kilómetros al este-sureste de las Bermudas.

Se mueve hacia el norte a 26 kilómetros por hora y se espera que gire esta noche hacia el noreste, seguido de un movimiento hacia el este en las próximas 48 horas.

"Nadine" no supone de momento amenaza para ninguna zona poblada y no se ha emitido de momento ninguna alerta.

En lo que va de temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y se prolongará hasta el 30 de noviembre, se han formado catorce tormentas tropicales, incluyendo a "Nadine", de las que siete se han convertido en huracanes: "Chris", "Ernesto", "Gordon", "Isaac", "Kirk", "Leslie" y "Michael".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) pronosticó una temporada muy activa, con la formación de 12 a 17 tormentas tropicales de las que entre 5 y 8 pueden transformarse en huracanes.

De los huracanes, entre 2 y 3 pueden alcanzar las categorías 3, 4 y 5, las mayores en la escala Saffir-Simpson.