La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos condenó hoy con "vehemencia" los ataques contra cuatro activistas del país andino ocurridos en la última semana y que incluyen tortura, amenazas y agresión sexual contra una de ellas.

"Estoy muy preocupado por estas graves violaciones contra defensoras de derechos humanos", dijo el representante en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland.

A través de un comunicado agrega que, según informaciones recibidas por la Oficina, una defensora de derechos humanos fue sometida a torturas físicas y sicológicas en su casa, en donde además la agredieron "sexualmente y la amenazaron de muerte".

No se precisa el lugar en donde ocurrió la supuesta agresión, aunque la ubica "en una ciudad de la Costa Caribe" y añade que fue cometida por dos personas este jueves.

Agrega que la otra agresión ocurrió en Bogotá cuando "dos mujeres entraron a la casa de otra defensora de derechos humanos y lideresa, y le robaron su computador, una USB y otros elementos de información electrónica".

Otras dos defensores, según la Oficina, también recibieron el fin de semana pasado llamadas telefónicas en las cuales las amenazaban de muerte.

En el primer semestre de 2012, un total de 29 defensores de los derechos humanos fueron asesinados en Colombia, según un informe del Programa Somos Defensores, que atribuyó este panorama a un recrudecimiento del conflicto y a la resistencia ejercida por comunidades como la indígena.