Una gran demanda por el iPhone 5 de Apple empezó a alargar las fechas de entrega.

Apple empezó a recibir pedidos del flamante modelo al mediodía hora del Pacífico y prometió entregarlo para el viernes, el mismo día en que saldrá a la venta en los comercios.

Cuatro horas después, el tiempo de entrega había subido a dos semanas, según el analista Brian White, de Topeka Capital Markets.

White dijo que el rápido aumento en el período de entrega sugiere una demanda mucho mayor de la que anticipaba Apple. El año pasado, el plazo de entrega del iPhone 4S era de una semana en la tarde del primer día de pedidos.

"Claramente, la fiebre del iPhone 5 está al tope", comentó White.

AT&T y Sprint seguían prometiendo la entrega para el proximo viernes, mientras Verizon Wireless ofrecía para el 26 de septiembre.

Las acciones de Apple subieron 12,98 dólares, un 1,9%, a 695,96 dólares al mediodía, su máximo histórico.