El empleo en la zona del euro se mantuvo estable durante el segundo trimestre del año, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) experimentó una ligera subida (0,1 %), según las primeras estimaciones publicadas hoy por la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

En España el empleo cayó un 0,4 % entre abril y junio en comparación con el trimestre precedente, una disminución inferior a la de Bulgaria (-1,3 %) y Chipre (-0,5 %).

Eurostat estima que entre abril y junio de 2012 en la zona euro estaban empleadas 146,4 millones personas mientras que la cifra era de 223,4 millones en la UE.

Entre enero y marzo de este año, el empleo había retrocedido un 0,3 % en los países de la zona euro y un 0,1 % en los Veintisiete.

En términos interanuales, es decir, en relación al segundo trimestre de 2011, se registró una caída del empleo del 0,6 % en los socios de la moneda única y del 0,2 % en la Unión.

En el caso de España, el empleo disminuyó un 4 %, porcentaje sólo superado por Portugal (-4,2 %) y Grecia (-9,0 %).

Por sectores, el aumento más importante del empleo en el segundo trimestre del año se produjo en las actividades inmobiliarias (0,7 % en la zona euro y 1,4 % en la UE), seguido del sector de la información y la comunicación (0,6 % y 1,1 %, respectivamente).

La caída más destacada tuvo lugar en el ámbito de las actividades financieras y de seguros (-0,8 % en la zona euro y -0,7 % en la Unión).