El Departamento de Estado de Estados Unidos celebró hoy la adopción el jueves de una resolución por parte de la Junta del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para aumentar la presión sobre el programa nuclear iraní.

El texto, que condena y crítica las actividades nucleares de Irán y la falta de cooperación con la investigación internacional de su programa atómico, fue aprobado en el pleno de la Junta del OIEA, tras ser presentado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania, conocidos como el grupo 5+1.

En un comunicado, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, aseguró que su país "está determinado a prevenir que Irán adquiera un arma nuclear".

Asimismo, Clinton urgió a esa nación a que "coopere totalmente e inmediatamente con el OIEA en todos los asuntos pendientes", al tiempo que aseguró que la resolución aprobada ayer demuestra las preocupaciones de la comunidad internacional acerca del programa nuclear iraní.

Patrocinada por Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania, la resolución insta a la República Islámica a "cumplir plenamente y sin atrasos con todas las obligaciones" que le exigen las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Estas resoluciones, que incluyen también sanciones diplomáticas, comerciales y nucleares, instan a Irán a que suspenda sus actividades nucleares más delicadas, como el enriquecimiento de uranio, o la construcción y ampliación de instalaciones nucleares. EFE