El ministro coordinador de Producción, Empleo y Competitividad de Ecuador, Santiago León, se reunió hoy con el titular de Comercio de China, Chen Deming, a quien presentó proyectos de inversión para mejorar el transporte entre el gigante asiático y el país andino, y por ende a Latinoamérica.

En la reunión en Pekín, León, que esta semana ha pasado también por las ciudades chinas de Hong Kong, Shenzhen, Shanghái y Tianjin, mencionó planes como el "Multimodal Manta-Manaos", que permitiría a través del puerto ecuatoriano de Manta unir, por carretera y navegación fluvial, a China con la cuenca amazónica.

Se trata de "una ruta alternativa al tradicional Canal de Panamá, más rápida y barata", señaló a Efe el ministro ecuatoriano, quien también trató con Chen y otros líderes y empresarios chinos la posibilidad de mejorar los enlaces aéreos entre China y América del sur, por el bien del comercio, los negocios y el turismo.

"Hay muchos ciudadanos latinoamericanos interesados en viajar a China y chinos a Latinoamérica, y hay que derrumbar las trabas y barreras en un mundo globalizado", señaló León, quien mencionó que uno de los principales problemas es la necesidad de visado cuando se viaja con escala en Estados Unidos.

La gran distancia geográfica dificulta la existencia de vuelos directos, por lo que León plantea, por ejemplo, "una ruta con una parada técnica en una isla del Pacífico".

En la reunión se trató la balanza comercial deficitaria para el país andino con China: "Hay mucho más que podemos exportar, y el ministro mostró interés y voluntad china de abrir su comercio a Ecuador", señaló León, quien calificó su reunión con Chen de "muy positiva" y recordó que éste viajará a Ecuador a finales de mes.

El ministro ecuatoriano resaltó que Ecuador y China han estrechado en los últimos años sus relaciones, y prueba de ello es, por ejemplo, que el principal proyecto hidroeléctrico ecuatoriano, Coca Codo Sinclair, se está construyendo con inversión china.

"Si bien hemos recibido mucha colaboración por ejemplo en temas de petróleo, también están empezando a haber inversiones en minería, y ahora queremos ir un paso más allá, no sólo aprovechar una economía extractiva (de los recursos naturales) sino también generar nuevos tipos de producción", destacó León.

"Ecuador está trabajando en modificar el modelo de producción, generando nuevas industrias como la petroquímica, la acuicultura o los biocombustibles, y hemos encontrado interés de empresas chinas en desarrollar ese tipo de actividades", subrayó.

La construcción de un astillero ecuatoriano, la posibilidad de que empresas chinas instalen en el país fábricas de producción de material para la perforación petrolera o proyectos para que firmas del país asiático no sólo ensamblen automóviles en Ecuador sino que transfieran tecnología de automoción fueron otros asuntos tratados en su visita, que finaliza mañana.

"A veces los países de Latinoamérica sólo han mirado hacia arriba", señaló León en alusión en Estados Unidos, "pero tenemos todo un mundo hacia los lados y obviamente vemos a China como un gran potencial para nuestro mercado", concluyó.