El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño ofreció el viernes los buenos oficios de su país para que llegue a feliz término el proceso de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC.

En unas declaraciones a la prensa en Medellín, a 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, Patiño calificó como un "momento... trascendental el que vive Colombia" con los diálogos entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"Estamos emocionadísimos con el inicio de las conversaciones de paz. Le hemos dicho a (su par colombiana) María Angela (Holguín): 'cuenten con nosotros para lo que sea, para llevarles las maletas, para abrirles la puerta, para acompañarlos en los diálogos, para lo que sea''', aseguró Patiño durante el séptimo encuentro bilateral entre los cancilleres de Colombia y Ecuador.

En Ecuador estamos "emocionados por imaginarnos que Colombia pueda recuperar esa paz que tanto se merece", agregó el ministro de Relaciones ecuatoriano.

El pasado 4 de septiembre, Santos anunció que su gobierno había iniciado acercamientos con las FARC para tratar de poner fin a los más de 50 años del conflicto armado colombiano.

Una semana después, tanto el gobierno como las FARC anunciaron los nombres de sus respectivos negociadores, quienes se reunirán por primera vez en Oslo, la capital noruega, el 8 de octubre.

El papa Benedicto XVI, el gobierno de Estados Unidos, las Naciones Unidas, Gran Bretaña y en general los gobiernos de toda la región han apoyado los acercamientos entre gobierno y FARC.