El mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez, campeón del peso mediano junior del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y el aspirante al título, el mexicoamericano Josesito López quedaron habilitados hoy para la pelea de mañana en Las Vegas al dar el peso exigido en una ceremonia pacífica, sin provocaciones.

Álvarez, de 22 años, quien expondrá por quinta vez su título, pesó 154 libras (69,9 kilogramos) y López 153 (69,5 kilogramos).

El pesaje, que se realizó en el MGM Grand Hotel, de Las Vegas (Nevada), escenario del combate, tuvo como testigo principal a Óscar De La Hoya, presidente de Golden Boy Promotions.

'Canelo' Álvarez, que llega como gran favorito en las apuestas, se mostró "satisfecho" y "feliz" por haber dado el peso justo, sin problema alguno.

"El factor más importante para una pelea es llegar bien al pesaje, no tener problemas, y el resto es todo más fácil", declaró Álvarez.

Durante el acto el campeón y el aspirante evitaron las arengas o gestos hostiles. Por el contrario, Álvarez alabó la excelente forma en la que veía a López después de haber pasado el pesaje.

"Se le ve muy bien, en gran forma", destaco Álvarez (40-0-1, 29 nocáuts). No hay ninguna duda de que ha hecho una gran preparación y llega muy bien a la pelea, algo que asegura un duelo de interés para los aficionados", afirmó.

"Subiré al cuadrilátero a ganar, no pasa otra cosa por mi mente", destacó Álvarez.

López, de 28 años, dijo que haber dado el peso demuestra que ha trabajado mucho para la pelea y en la misma "todo puede suceder".

"El primer obstáculo, el del peso, ya está superado, no será factor para ninguno de los dos. Luego vamos a ver quién es más agresivo y coloca los mejores golpes", agregó López, que tiene marca de 30-4 y 18 triunfos conseguidos por la vía del nocáut.