El vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, telefoneó hoy a su par de Sudán, Ali Osman Taha, para recordarle la responsabilidad del Gobierno sudanés de resguardar la seguridad de las instalaciones diplomáticas en ese país, informó hoy la Casa Blanca.

Durante la llamada telefónica, Biden "expresó su preocupación por la seguridad de la embajada de Estados Unidos y de otras misiones diplomáticas en Jartum", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

También "reafirmó la responsabilidad del Gobierno de Sudán de proteger las instalaciones diplomáticas e hizo énfasis en la necesidad de que el Gobierno de Sudán resguarde la protección de los diplomáticos en Jartum", agregó la nota.

Asimismo, el vicepresidente Biden enfatizó que la máxima prioridad del Gobierno de Washington "es la seguridad de la presencia diplomática de Estados Unidos en el exterior", puntualizó.

Las embajadas de Estados Unidos en Oriente Medio, Asia y África, han sido el blanco de protestas callejeras a raíz de la divulgación en internet de un vídeo sobre la vida de Mahoma, considerado blasfemo.

Los ataques más cruentos de hoy, en el denominado "viernes de la ira", se produjeron en Sudán, donde murieron tres personas, y en Túnez, donde el asalto a la legación norteamericana culminó con el deceso de otras tres personas en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.