El abridor Phil Hughes lanzó pelota con eficacia y el veterano campo campocorto Derek Jeter puso el bateo oportuno y de marca para que los Yanquis de Nueva York venciesen por blanqueada de 2-0 a los Medias Rojas de Boston, en duelo de los eternos rivales de la División Este de la Liga Americana.

La victoria permitió a los Yanquis mantenerse empatados en el primer lugar de la clasificación con los Orioles de Baltimore que también ganaron en 14 entradas derrotaron 3-2 a los Rays de Tampa Bay.

Jeter comenzó como bateador designado, luego de abandonar el duelo del miércoles, un triunfo por 5-4, tras sufrir un tirón en el tobillo izquierdo cuando corría a la inicial en busca de evitar una doble matanza.

El jueves, Jeter bateó de 3-0 antes de conectar un sencillo productor al jardín central, en el séptimo episodio, para llegar a 3.283 imparables de por vida. Eddie Collins, quien conectó 3.313 inatrapables, sería el siguiente blanco de Jeter para el noveno puesto en la lista de todos los tiempos.

Jeter empató con el legendario Willie Mays en el décimo lugar de imparables.

Los Yanquis ganaron juegos consecutivos por primera vez en un mes y mantuvo el paso con los Orioles, que completaron una barrida en la serie de tres juegos contra los Rays.

Hughes (15-12) retiró a los 10 primeros bateadores que enfrentó y permitió cinco imparables en siete entradas y un tercio. Recetó siete ponches, dio un pasaporte y sólo permitió que tres corredores pasaran de la primera base. Terminó así una cadena de siete aperturas consecutivas en las que permitió cuadrangular.

El dominicano Rafael Soriano lanzó el noveno episodio para su trigésimo octavo salvamento en 41 oportunidades.

La derrota fue para el abridor venezolano Félix Doubront (10-9), que cedió dos carreras y cuatro imparables en seis entradas y un tercio; dio cinco bases por bolas y ponchó, a cinco bateadores rivales.