La justicia chilena procesó hoy a un menor de 16 años, presunto autor del disparo que en la noche del martes acabó con la vida de un policía en el marco de la conmemoración del 39 aniversario del golpe militar.

Según fuentes judiciales, el juez Paulo Orozco determinó que el adolescente apodado "El Rata" debe quedar internado por 80 días en un recinto del Servicio Nacional de Menores, mientras se realizan mayores investigaciones.

Orozco dijo a los periodistas que "el perfil de esta persona es claro, hace un tiempo que iba manejando un auto robado, cuando fue conminado a detenerse por parte de carabineros, intentó atropellar al funcionario, ese es el perfil de esta persona, por eso se decreta su arresto preventivo".

El muchacho identificado con las iniciales BAHA, sostuvo en el día de ayer que es inocente de los cargos que se le imputan, pese a que encontró en su domicilio el arma de la que habría salido la bala que asesinó al carabinero.

El fiscal Ricardo Peña dijo que "a las 23.10 horas, cuando funcionarios de la 49 Comisaría de la comuna Quilicura realizaban acciones de vigilancia, procedió a disparar un arma de fuego contra los efectivos, impactando en Cristián Martínez, quien falleció momentos después".

Peña respaldo sus argumentos basándose en declaraciones de testigos que aseguraron haber escuchado al adolescente jactándose del homicidio y de las imágenes de una cámara de vigilancia de una plaza cercana al sitio del suceso donde se identificó a dos personas, recalcando que una de ellas correspondía al joven de 16 años.

En tanto, la defensora pública Paola Soto, dijo que su representado solo manipuló un arma hechiza y agregó que las imágenes capturadas donde aparece el adolescente manipulando el casco y el escudo del policía recién muerto, no prueban en ningún caso que el imputado haya sido el autor material del crimen, ya que además, el escenario donde se produjo el asesinato era de fuego cruzado.

Según el balance, las protestas del pasado martes dejaron un policía muerto, varias decenas de heridos, cerca de 300 detenidos a nivel nacional y la destrucción de un autobús de la locomoción colectiva y cuatro automóviles.

Entre los heridos se consignaron 26 carabineros, tres de ellos graves por impactos de bala y también un adolescente de 16 años, alcanzado por un disparo que le penetró por un muslo y se alojó en su abdomen en el sector de Estación Central, en el poniente de la capital chilena.