El Gobierno de Perú expresó hoy su más "enérgica condena" al ataque contra el consulado de los Estados Unidos en Bengasi, Libia, donde murieron el embajador Chris Stevens y tres funcionarios.

Un comunicado de la cancillería peruana señaló que ha enviado al Gobierno de los Estados Unidos "sus más sentidas condolencias y muestras de solidaridad por el lamentable suceso".

"Este execrable hecho, que ha enlutado al Servicio Exterior, al pueblo y gobierno estadounidenses, ha merecido la más enérgica condena del Gobierno de Perú", informó la nota oficial.

La cancillería ratificó, además, su confianza en que "este lamentable suceso no impedirá la consolidación del proceso de reconstrucción institucional y de paz en Libia".

Un vídeo sobre Mahoma considerado blasfemo fue supuestamente el desencadenante de la manifestación frente al consulado estadounidense en Bengasi, que acabó la noche del martes en un ataque contra el edificio en el que perdió la vida el embajador Stevens y tres empleados de la legación.

Los ataques contra embajadas de EE.UU. en el mundo musulmán se extendieron hoy a otros países, con un asalto a la legación en el Yemen, mientras prosiguen en Egipto las protestas contra el vídeo, en una jornada que dejó un muerto y más de doscientos heridos.

Los sucesos más graves ocurrieron en la capital de Yemen, donde los manifestantes consiguieron irrumpir brevemente en el interior del complejo de la embajada, donde quemaron varios vehículos diplomáticos.