El tribunal internacional que juzga el genocidio de Camboya ordenó hoy la puesta en libertad de la exministra de Asuntos Sociales del Jemer Rojo Ieng Thirith ante la imposibilidad de juzgarla debido a la demencia que padece.

Los jueces tomaron la decisión a raíz del informe de un equipo médico designado por el tribunal que concluyó que la acusada "sufre una enfermedad degenerativa progresiva, posiblemente Alzheimer, que la incapacita para afrontar un juicio".

A través de un comunicado, el tribunal añadió que según los médicos, "la discapacidad de la acusada parece irreversible" y que, en consecuencia, "suspende" los cargos contra Ieng Thirith y detiene "indefinidamente" el proceso judicial en su contra.

La decisión de los jueces sigue a la petición de excarcelación que hizo la Defensa y que recomendó la Fiscalía durante la vista celebrada el 31 de agosto.

Ieng Thirith, de 79 años, estaba acusada por crímenes de guerra, crímenes contra la Humanidad y genocidio, cargos por los que también están imputados los otros tres exdirigentes del Jemer Rojo que aun están vivos, por su responsabilidad en la muerte de al menos 1,7 millones de personas entre 1975 y 1979.

Los otros acusados son el marido de Thirith, el exministro de Asuntos Exteriores Ieng Sary; el ex número dos de la organización, Nuon Chea, y el ex jefe de Estado del régimen, Khieu Samphan, todos ellos de entre 80 y 85 años.

En la orden de excarcelación, el tribunal impuso a Ieng Thirith la obligación de no interferir con la justicia mediante contactos con testigos, víctimas u otros acusados, salvo su marido.

También insta a la acusada a no abandonar Camboya y a comunicar al tribunal cualquier cambio de domicilio, así como a evitar los contactos con medios de comunicación acerca de su juicio.

El tribunal añadió que consultará anualmente con un equipo médico sobre la disponibilidad de nuevos tratamientos que puedan capacitar a Ieng Thirith para afrontar el juicio.

El juicio contra Nuon Chea, Khieu Samphan y el matrimonio Ieng comenzó en junio del año pasado, después de que el tribunal concluyera el proceso contra el torturador jefe del Jemer Rojo, Kaing Guek Eav, alias Duch.

Duch fue condenado a perpetuidad tras apelar a una pena de 35 años que se le impuso por su responsabilidad en la muerte de unas 16.000 personas en el centro de detención y torturas de Tuol Sleng, en Phnom Penh.

Pol Pot, máximo dirigente del Jemer Rojo, murió en abril de 1998 en Anlong Veng, en el noroeste de Camboya, pocos meses antes de la disolución de la guerrilla.