El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy a Efe que querría ser recordado al final de lo que espera sean "muchos años" en la Casa Blanca como el presidente que "luchó" por las familias de clase media.

"En cuanto a mi legado espero que al final de muchos años como presidente la gente mire hacia atrás y diga que luchamos por las familias comunes y corrientes, que luchamos por la clase media para crear una economía que continúa dando oportunidades a todo el que esté dispuesto a trabajar duro", afirmó Obama en una entrevista exclusiva con la Agencia Efe en Golden (Colorado).

Dijo creer, por lo demás, que desde el punto de vista legislativo "en cinco años la gente mirará a nuestra reforma sanitaria y dirá que fue una pieza crítica en la seguridad de la clase media que está ayudando a millones de personas en todo el país".

Obama, que compite por la reelección en las elecciones presidenciales del 6 de noviembre, aseguró que cualquiera que estuviese en la Convención Nacional Demócrata a principios de septiembre en Charlotte (Carolina del Norte) debe tener "una idea muy clara" de su agenda.

"Quiero crear un millón de puestos manufactureros, duplicar nuestras exportaciones, dejar de ofrecer recortes de impuestos a las compañías que se llevan los puestos de trabajo fuera del país", afirmó.

"Quiero asegurarme de que cada persona joven en este país logra una buena educación, reducir los costes de asistir a la universidad. Quiero desarrollar fuentes de energía domésticas, incluida la energía limpia, como energía solar y eólica que ya están creando decenas de miles de trabajos", añadió.

Aseguró, además, querer destinar el dinero que hasta ahora el país ha estado gastando en guerras "en lograr que la gente vuelva a tener trabajo, reconstruir nuestras carreteras, nuestros puentes, nuestras escuelas".

Indicó que eso ayudaría sobre todo a los latinos "que se han visto afectados de forma desproporcionada por la caída en los puestos de trabajo en el sector de la construcción y la crisis del mercado inmobiliario".

Recordó que entre sus prioridades está también lograr una reducción "sustancial" del déficit, lo que según explicó implicaría no solo recortes de gastos, sino también pedir a los estadounidenses más adinerados que paguen un poco más para poder hacer las inversiones necesarias para crecer.

"Y pretendo acabar la guerra en Afganistán para el año 2014 y traer a nuestras tropas de vuelta al tiempo que continuamos concentrándonos en los terroristas que potencialmente pueden amenazarnos", insistió.

Añadió, para finalizar, que para llevar a cabo todos esos proyectos, necesitaría aliados en el Partido Republicano dispuestos a trabajar con los demócratas.