El presidente de EE.UU., Barack Obama, negó hoy, en contra de lo que dicen sus críticos, que haya descuidado Latinoamérica y aseguró que, lejos de ello, su administración ha sido "muy enérgica" a la hora de ampliar la relación con la región.

"No solo no la hemos descuidado, sino que hemos sido muy enérgicos a la hora de tratar de ampliar esas relaciones", afirmó el presidente en una entrevista exclusiva con Efe, en la que dijo esperar "volver a viajar" a la región otra vez.