El ministro de Petróleo de Venezuela, Rafael Ramírez, indicó hoy que compañías reaseguradoras que ya están en el país participan en la evaluación de daños de la refinería de Amuay y dijo que la central industrial ya está operando al 50 % de su capacidad total.

"Eso es un proceso que tiene muchas aristas, ya se inició; de hecho, las reaseguradoras están acá en el país, están haciendo todo su peritaje, pero, bueno, eso es un proceso que va por una vía y nosotros en paralelo vamos arrancando y reactivando nuestra industria", señaló Ramírez a periodistas.

La refinería de Amuay, una de las que conforman el Centro Refinador Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo, sufrió una explosión en la madrugada del 25 de agosto que provocó un incendio en la central y derrumbes en viviendas aledañas con un saldo de al menos 42 muertos.

Ramírez explicó que las autoridades están trabajando para que la normalización completa de las actividades en la refinería se produzca "lo más rápido posible", aunque no hay "ningún apuro".

"Estamos haciendo un arranque ordenado", agregó.

Ramírez señaló que Amuay está produciendo 330.000 barriles diarios de crudo, alrededor de un 50 % de los 640.000 barriles que tiene de capacidad de procesamiento diario.

El ministro indicó que las investigaciones del siniestro han avanzado en un 75 %.

No obstante, recordó que en el área de la refinería está actuando la Fiscalía y los cuerpos de inteligencia.

Las autoridades investigan las circunstancias de la explosión de la refinería, presumiblemente por una fuga de gas que hizo ignición y provocó el estallido, que dejó daños en más de un millar de viviendas.

De acuerdo al último balance oficial de víctimas, 42 personas fallecieron, 8 desaparecieron y más de un centenar resultaron heridas.