El presunto líder del Cártel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla Sánchez, uno de los capos más buscados en México y Estados Unidos, fue detenido el miércoles por la Marina mexicana sin que ofreciera resistencia, informó hoy la Armada.

El portavoz de la Marina José Luis Vergara, indicó hoy que la captura de Costilla Sánchez, alias "El Coss", se produjo ayer en un domicilio de Tampico, en el estado de Tamaulipas, gracias al trabajo de inteligencia naval y por información obtenida tras la detención de otros dos miembros de esa organización.

El detenido "estaba al frente del cártel del Golfo, considerada la segunda organización delictiva más poderosa del país", apuntó Vergara durante la presentación de Costilla Sánchez ante los periodistas en el capital mexicana.

Tras la captura de Osiel Cárdenas Guillén, "sigiloso, 'El Coss' superó las divisiones internas (en el cártel del Golfo) y dirigía violentos enfrentamientos en Tamaulipas y Nuevo León con sus antiguos aliados, Los Zetas", agregó el portavoz.

Vergara destacó que la fiscalía mexicana ofrecía hasta 30 millones de pesos (2,3 millones de dólares) por información que llevara a su captura, mientras que el Departamento de Justicia de EE.UU. elevaba la recompensa a cinco millones de dólares.

"El Coss", detenido junto a cinco de sus escoltas, está vinculado con al menos dos averiguaciones previas en México y enfrenta una orden de arresto emitida por un tribunal de Texas (Estados Unidos), añadió Vergara.

El operativo, en el que participaron 30 miembros de la Marina, se llevó a cabo tras la captura el martes de Juan Gabriel Montes Sermeño, jefe regional del cártel del Golfo, y la semana pasada de Mario Cárdenas Guillén, líder de una de las dos ramas del grupo.

Durante la captura de "El Coss", de 41 años, fueron decomisadas dos armas largas, cuatro cortas, 24 cargadores, 460 cartuchos de diferentes calibres, tres vehículos, así como un lote de joyas de "muy alto valor comercial, dijo el portavoz de la Marina.

Horas antes de la detención del capo y tras un enfrentamiento armado, la Marina arrestó en el municipio Río Bravo, en Tamaulipas, a cinco personas que dijeron ser escoltas de Costilla Sánchez.

A dichos sujetos les fueron decomisados seis armas largas, más de 3.500 cartuchos útiles de diversos calibres, casi 140 cargadores, entre otros objetos, apuntó Vergara.

El cartel del Golfo es uno de los más antiguos de México y opera fundamentalmente en la zona norte y la costa oriental del país.

A pesar de su larga trayectoria, la organización delictiva ha perdido importancia, especialmente a raíz de las diferencias que tuvo con su antiguo brazo armado, Los Zetas, que en 2010 se separó del grupo y formó su propia agrupación criminal.