Representantes de tribus indígenas procedentes de las extensas sabanas naturales que se extienden por varios estados del centro de Brasil participaron hoy en actos para reivindicar su tradición cultural y promover políticas de preservación de su forma de vida en Brasilia.

El Memorial de los Pueblos Indígenas capitalino es el escenario del VII Encuentro y Feria de los Pueblos del Cerrado (como se conoce la sabana brasileña), que arrancó ayer con el objetivo agilizar acciones para la "conservación y el uso sostenible" de esas áreas, según una nota de los organizadores.

En el encuentro está prevista la participación de unos mil representantes de las diferentes comunidades indígenas que viven en el cerrado, que abarca zonas del distrito federal y los estados de Goiás, Tocantins, Maranhao, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Mato Grosso, Piauí, Sao Paulo y Bahía.

En la jornada de hoy se celebraron varias actividades como una carrera de toras (troncos de palma que llegan a pesar 120 kilos) entre miembros de las etnias Xavante y Krao.

El evento, que se prolongará hasta el domingo, incluye una feria de productos autóctonos y manifestaciones culturales, además de la actuación de renombrados artistas.