El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha ofrecido hoy conceder a Egipto una ayuda macroeconómica de unos 500 millones de euros si el país árabe logra un acuerdo sobre el préstamo solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Barroso, que se reunió hoy por primera vez con el nuevo presidente egipcio, Mohamed Mursi, afirmó en una rueda de prensa que la Unión Europea (UE) también está considerando una ayuda al presupuesto de entre 150 y 200 millones para respaldar el plan de recuperación económica de Egipto.

"Estamos preparados para ofrecer una asistencia macrofinanciera valorada en 500 millones de euros a condición de que se materialice el acuerdo que Egipto está negociando actualmente con el FMI", indicó Barroso.

El pasado 22 de agosto las autoridades egipcias solicitaron una ayuda al FMI de, al menos, 4.800 millones de dólares (3.700 millones de euros) para fomentar el crecimiento y el empleo.

"Ese acuerdo es un acuerdo que apoyamos firmemente", declaró el presidente de la CE.

Barroso también recordó que la UE ha asignado 449 millones de euros para Egipto en el periodo 2011-2013 a fin de prestar apoyo a diferentes sectores en el país.

Este año, la UE ha desembolsado 130 millones de euros para proyectos relacionados con la creación de empleos, la ocupación juvenil y la formación técnica.

"Queremos que la juventud egipcia tenga éxito", dijo Barroso.

El jefe del Ejecutivo comunitario también destacó unas relaciones comerciales entre la UE y Egipto que "se han incrementado a pesar de la crisis", y confirmó su voluntad de que ambas partes puedan comenzar pronto la negociación de un área de libre comercio.

Para incrementar la confianza de los inversores internacionales en Egipto, entre otros objetivos, Barroso anunció que a mediados de noviembre empezará a trabajar un grupo especial de trabajo impulsado por la UE, en el que también participarán instituciones como el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y los Estados miembros.

"Existe una verdadera voluntad en ambas partes para incrementar cooperación en ese ámbito", dijo Barroso, y destacó la importancia de que Egipto demuestre su capacidad de transmitir confianza a los inversores extranjeros.

Ese grupo de trabajo también deberá explorar la manera en que Egipto recupere los activos que el antiguo régimen sacó del país.