La pérdida de ritmo de la actividad económica continuará durante los próximos meses, según advirtió hoy la OCDE, que publicó sus indicadores compuestos avanzados, que confirman esa tendencia.

Italia, China, India y Rusia muestran signos de una ralentización en su actividad económica mientras que, en la zona euro, Francia y Alemania tienen indicadores que apuntan a un menor crecimiento, agregó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En cuanto a Japón y Estados Unidos, esos indicadores -que señalan por anticipado inflexiones en el ciclo económico- muestran un crecimiento moderado por encima de la tendencia, mientras que en Canadá los datos apuntan a que su crecimiento, moderado, estará por debajo de la tendencia para ese país.

El indicador para el conjunto de los 33 países de la organización bajó cinco centésimas en julio hasta 100,2 puntos, por lo que siguió ligeramente por encima del nivel 100 que marca la media de largo plazo.

Para la zona euro, la caída fue de 9 centésimas (había sido de diez en junio) a 99,4 puntos, por noveno mes consecutivo por debajo de ese umbral de los 100 puntos.

Dentro de los miembros de la moneda única, hubo caídas mensuales en todas las grandes economías: Alemania -25 centésimas a 99,1 puntos), Francia -2 centésimas a 99,6 puntos e Italia -6 centésimas a 98,8 puntos.

Estados Unidos vio bajar en 4 centésimas su indicador a 100,8 puntos, y Japón lo rebajó en 15 centésimas, a 100,4 puntos.

Fuera del conocido como el "Club de los países desarrollados", los indicadores de las grandes economías emergentes tuvieron comportamientos divergentes, con una ligera mejora para Brasil (18 centésimas a 99,4 puntos), que indica una inflexión al alza en el ciclo.

En contraposición, los indicadores marcan una ralentización en China (-4 centésimas a 99,1 puntos), se mantuvieron sin modificaciones en India (98,1 puntos) y bajaron en Rusia (-47 centésimas a 99,1 puntos).