Yevguenia Timoshenko, hija de la ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko, ha alertado hoy en Viena de que la vida de su madre, encarcelada en su país, está en peligro, y que Ucrania puede convertirse en una dictadura.

En rueda de prensa en la capital austríaca, Yevguenia Timoshenko subrayó que el estado de salud de su madre es "muy inestable"

Yulia Timoshenko cumple una condena de siete años de prisión por abuso de poder -después de haber firmado un acuerdo de suministro de gas con Rusia en 2009- que le fue impuesta en octubre de 2011 tras un polémico juicio que, según Rusia y varios países occidentales, tenía motivaciones políticas.

Esta semana, un tribunal ucraniano ha aplazado hasta el próximo 15 de octubre otro juicio en su contra, por presunta evasión de impuestos y malversación de fondos, debido a los problemas de salud que sufre y que le impiden comparecer ante la audiencia.

Su hija aseguró este jueves que la vida de su madre "está en peligro" y que el Gobierno del presidente Viktor Yanukovich, gran rival político de la procesada y a quien la Unión Europea ha acusado de aplicar una justicia selectiva con fines políticos, "quiere acallarla por completo".

La política opositora está vigilada constantemente con seis cámaras que graban todas sus conversaciones, al tiempo que tiene prohibido hablar por teléfono, explicó Yevguenia Timoshenko, quien dijo actuar como una especie de portavoz de su madre ya que ésta no puede dirigirse a la opinión pública.

Según la hija, la actitud de Yanukovich refleja una muestra de sentimientos de venganza contra su antigua rival en las elecciones presidenciales y miedo a una política opositora aún fuerte.

Yevguenia no espera que su madre sea liberada después de las elecciones parlamentarias de octubre.

En este contexto, alertó del riesgo de un colapso de la democracia en su país, que en su opinión ya está en camino de convertirse en una dictadura, pues el Gobierno de Yanukovic intenta dejar fuera de órbita a la competencia política, algo que hasta ahora ha practicado "con mucho éxito".

Ya ahora se registran numerosas irregularidades en la campaña para las elecciones parlamentarias de octubre, y se espera que vuelva a ganar el actual presidente a pesar de que, según Timoshenko, las encuestas dan como favorita a la oposición.