La directora general de la Unesco, Irina Bokova, visitó hoy una escuela pública uruguaya para conocer de primera mano el Plan Ceibal, que ha hecho del país el primero de América en el que cada escolar cuenta con una computadora.

"Hoy en Uruguay para un niño tener una computadora y un acceso a Internet es un derecho, no un privilegio", indicó a Efe el director del Plan Ceibal, Miguel Brechner.

En la primera actividad pública de su actual visita oficial a Uruguay, Bokova acudió a la escuela pública Grecia, ubicada en el centro de Montevideo, para ver el trabajo que los niños realizan con los pequeños ordenadores en el aula y su inserción en los programas educativos.

La máxima responsable del organismo de Naciones Unidas encargado de la ciencia, la educación y la cultura departió con maestros y técnicos, así como con los estudiantes, que le explicaron cómo emplean las herramientas tecnológicas para la educación.

Según explicó a Efe el director del Plan Ceibal, que se inició hace cinco años, estas visitas de altas autoridades mundiales son "fundamentales" para el desarrollo del proyecto, que necesita "sin duda la cooperación y ayuda de gente como la Unesco" que compartan la visión de usar la informática para mejorar la educación.

"Nosotros vemos esto como la salida a largo plazo de la inserción tecnológica, de la personalización de la educación y de que los niños puedan ser mas creativos usando más herramientas. Así que para nosotros que las autoridades vean, que recorran y que pregunten es fundamental", apuntó Brechner.

El responsable del Plan señaló que los resultados del plan, que calificó de "impresionantes", se pueden ver ya "desde varios puntos de vista", empezando por el social.

Aún así, Brechner recordó que el proyecto sigue necesitando ayuda de instituciones como la Unesco, ya que una iniciativa de estas características requiere "mostrar y recibir ideas" constantemente.

El Plan Ceibal cumplió cinco años el pasado mes de mayo con la meta de transformar esa "revolución tecnológica" en un nuevo modelo de enseñanza a medida del alumno, según dijeron las autoridades durante el acto conmemorativo de su aniversario.

Desde 2007 el Plan Ceibal ha distribuido 570.000 ordenadores portátiles, conocidos como "ceibalitas", a estudiantes de primaria y secundaria de las escuelas públicas del país, de apenas 3,3 millones de habitantes.

Esas máquinas, diseñadas por la asociación One Laptop per Children (OLPC, Una Computadora Por Niño) del científico estadounidense Nicholas Negroponte, permiten a los niños conectarse a internet desde las escuelas.

El modelo ha despertado el interés de Estados Unidos, Argentina, Colombia y otras naciones de Centroamérica e incluso de Asia, algunas de los cuales lo han replicado.