Casi cien fotógrafos de América Latina exhiben estos días sus creaciones en museos y salas de Santo Domingo en el marco de Photoimagen, un festival internacional que busca conectar a los criollos con otras culturas y cuyo eje conductor en esta ocasión es el tránsito.

Photoimagen, que este año acoge veintisiete exposiciones de noventa fotógrafos, es un proyecto de la organización sin fines de lucro Imagen 83 y el Centro de la Imagen de República Dominicana que vio la luz en 2006 y que desde 2010 se realiza cada dos años, según explicó hoy a Efe el director de Arte General del Festival, el dominicano Carlos Acero.

La muestra estará abierta al público todo el mes de septiembre en distintas salas, entre ellas el Museo de Arte Moderno, donde se exhiben las fotos de los participantes del país invitado, Brasil, que llegan de las manos de su compatriota, el curador Diógenes Moura.

La cita reúne los trabajos de los fotógrafos brasileños Adenor Gondim, Claudia Guimaraes y Ricardo Barcellos; de los chilenos Nicolás Wormull, Juan Pablo Molina, Erika Santelices y Orlando Barría, de los españoles Onofre Bachiller y María José García, la venezolana Elisa Bergel y la colombiana Erika Diettes, entre otros.

Mientras que entre los dominicanos figuran Quisqueya Henríquez, Pancho Rodríguez, Amanda Tatiana Forteza, Marielle De Luna, Victoria Thomén, Polibio Díaz y Roger Zayas.

En esta edición el evento gira alrededor de "Tránsitos", un tema que abarca, según lo explicó Acero a Efe, "desde el pasado de la vida a la muerte o el trasladarse de una persona de un país a otro".

Es, según la organización, ver cómo las fotografías tratan temas como la movilización, la migración o la muerte, en fin, señalan, el traspaso en general.

Así, el dominicano Polibio Díaz trata el tema de los inmigrantes dominicanos radicados en Nueva York, que superan el millón de personas, según distintas fuentes.

En su obra este artista plasma la forma como el dominicano que se radica fuera del país "conserva sus tradiciones y no existe el desarraigo como ocurre en otro tipo de inmigrantes que se adaptan y se insertan mejor", narró Acero.

El invitado de honor del festival es Brasil, "un país de América Latina con el que no tenemos mucho contacto, quizás, por la barrera idiomática pero es una nación con una tradición fotográfica muy importante y con el que queremos acercar al público dominicano", explicó.

La próxima edición de Photoimagen, en 2014, estará dedicada a México, la nación, según Acero, "con la mayor tradición fotográfica de toda América Latina porque tuvo el privilegio y la suerte de ser visitada por grandes fotógrafos norteamericanos y europeos para descubrir el México profundo".

Esto, añadió, motivó el surgimiento de figuras locales como Manuel Álvarez Bravo, pasando por Graciela Iturbide o Flor Garduño.

La programación de Photoimagen incluye además talleres, conferencias, visitas guiadas, concursos de fotografía y un rally sobre fotocultura organizado junto al Centro Cultural español.