Tres compañías estadounidenses anunciaron hoy que demandarán hasta 1.200 millones de dólares a ABC, una de las mayores televisiones del país, por supuesta difamación de sus productos derivados de la ternera, en medio de un debate sobre su idoneidad.

El polémico producto, llamado coloquialmente "pink slime" (pasta de carne), es un derivado de la ternera que se distribuye en Estados Unidos y se genera a partir de carne separada mecánicamente, desinfectada y deshuesada.

Las empresas demandantes, las principales productoras de este derivado, aseguraron hoy en un comunicado que la televisión estadounidense ha emitido "casi 200 declaraciones falsas, engañosas y difamatorias, que se repiten continuamente (...) y engañaron a los consumidores haciéndoles creer que la carne no es apta para el consumo público", en palabras de su abogado, Dan Webb.

La demanda asciende a los 1.200 millones de dólares por perjuicios, según informó la cadena Fox.

Por su parte, el vicepresidente de ABC News, Jeffrey Schneider, dijo en un comunicado: "Esta demanda no está justificada, la contestaremos de forma vigorosa".

La cadena argumentó su cobertura sobre este derivado cárnico por la polémica abierta en los últimos meses en torno de ella.

Hubo críticas a este producto por parte de expertos y algún exmiembro del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA), que autoriza la distribución este producto.

Algunas cadenas de alimentación, como McDonald's y Burger King, dejaron de comprar el derivado cárnico, presente también en supermercados, restaurantes y escuelas.

Las empresas (BPI Technology, Beef Products y Freezing Machines) acusaron al medio estadounidense de "desinformación" y de causar un descenso de ventas del producto.