Incluso sin Rafael Nadal, España le presenta un desafío formidable a Estados Unidos en su intento por llegar a la final de la Copa Davis.

España, el campeón defensor, recibirá a los estadounidenses luego de ganar los últimos dos enfrentamientos entre ellos. España no ha perdido en arcilla ni en casa desde hace 13 años.

Aunque Estados Unidos ha ganado sus últimas cuatro series consecutivas en arcilla, España ha ganado 25 en fila. La pareja de David Ferrer y Nicolás Almagro tienen un récord combinado de 21-1 en este tipo de superficie, con lo que la ausencia de Nadal por lesión es un problema menor para el capitán Alex Corretja.

"España es la favorita. Ellos podrían formar tres o cuatro equipos para la Copa Davis con la cantidad de jugadores que tienen, (pero) vamos a aprovechar nuestras oportunidades", dijo el jueves el capitán de Estados Unidos, Jim Courier. "Para nosotros la preparación es la misma, no es diferente. Todo se trata de la ejecución. Cómo prepararse, cómo alistarse y ejecutar".

La pareja estadounidense de John Isner y Sam Querrey, tiene un combinado 6-7 en arcilla. Querrey abrirá los individuales contra Ferrer el viernes, antes de que Isner juegue contra Almagro. Los enfrentamientos se intercambiarán en los individuales del domingo.

"Nuestro equipo ya ha jugado en algunos entornos difíciles y esperamos un ambiente difícil mañana", dijo Isner, quien tiene marca de 4-0 en Copa Davis este año gracias a sus victorias ante Suiza y Francia. "Va a ser un gran desafío, pero tampoco será algo a lo que no estoy acostumbrado".

El quinto del ranking Ferrer, quien viene de una semifinal en el Abierto de Estados Unidos, ha tenido menos tiempo para recuperarse y prepararse, pero insiste en que estará listo.

Ferrer dijo que sólo espera jugar bien y ganar el punto, de manera que Almagro esté menos presionado cuando llegue a la cancha.

Ferrer jugará contra Querrey en arcilla por primera vez, después de haberse enfrentado dos veces en superficie dura. Querrey juega en la Copa Davis por primera vez en más de dos años, donde debutó en 2008.

España ha ganado tres de las últimas cuatro Copas Davis para convertirse en la fuerza dominante de esta competición, con una victoria sobre Estados Unidos en 2004 que se añadió a su primer triunfo en el 2000. Los estadounidenses han ganado el trofeo en un récord de 32 veces.

___

Paul Logothetis está en Twitter como: http://twitter.com/PaulLogoAP