Una corte federal de apelaciones analiza una petición del autoproclamado "alguacil más duro de Estados Unidos" para revertir el fallo de una corte menor que impide que sus policías pidan a personas detenerse basados únicamente en la sospecha de que son inmigrantes en calidad migratoria irregular.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito dijo que emitiría un fallo después de escuchar los argumentos de los abogados que representan al alguacil de Arizona Joe Arpaio el jueves.

La Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) y otros abogados presentaron una demanda federal en 2007 acusando a la oficina de Arpaio, en el condado Maricopa, de realizar detenciones vehiculares solamente porque los conductores eran hispanos.

En diciembre, un juez federal ordenó al departamento de Arpaio abstenerse de hacer tales detenciones de tráfico mientras la demanda colectiva estaba siendo estudiada. Arpaio apeló a la decisión bajo el argumento de que sus policías tuvieron causas probables para realizar las detenciones.

La corte con sede en San Francisco no indicó cuándo daría su fallo.