La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, dijo hoy que su país no tiene "absolutamente nada que ver" con el vídeo que ha motivado protestas en países árabes e instó a los "líderes responsables" a condenar y frenar esos actos de violencia.

En la primera sesión del diálogo estratégico con Marruecos en Washington, Clinton aseguró que en Estados Unidos "no se detienen a personas por expresar sus puntos de vista".

"Cualquier líder responsable debería levantarse ahora y condenar la violencia", aseguró Clinton en referencia a las protestas frente a las embajadas estadounidenses en Egipto y Yemen, y también en Libia, donde este martes el embajador Chris Stevens murió en un ataque armado contra el consulado en Bengasi.